Cualquier persona que pertenezca al CEBI y que desee criar ejemplares de la raza bulldog inglés debe poseer un afijo
reconocido por la RSCE y/o la FCI. En el caso de un afijo conjunto, ambos miembros deberán ser socios del Club y al
día de pagos.
Debe comprometerse a cumplir las siguientes Recomendaciones de Cría:
Respetar el conjunto de los reglamentos dentro del marco de la Real Sociedad Canina de España.
No formar parte de una asociación canina que gestione un Libro de Orígenes que no sea el Libro de Orígenes
de España llevado por la Real Sociedad Canina de España.
Respetar a los organizadores, jueces y participantes en las exposiciones o eventos, en las que se deberá
tener una actitud correcta.
Utilizar para la reproducción sólo perros con Pedigrí de la Federación Cinológica Internacional, o de
asociaciones caninas nacionales reconocidas por la misma (Kennel Club, American Kennel Club…).
No aceptar hacer una monta con una perra que esté inscrita en alguna asociación no reconocida por la FCI
Todos los reproductores, sean machos o hembras deben tener:
Inscripción en el LOE.
Identificación por ADN, de un centro colaborador de la RSCE.
Un buen estado de Salud General, evitando la reproducción con ejemplares con problemas
respiratorios, articulares, dermatológicos, oculares, de carácter y/o cualquier otro hereditario.
Ser una persona responsable y con disponibilidad de tiempo para la cría
No criar con hembras menores de 18 meses ni con las que superen los 7 años de edad
No sobrepasar tres camadas en un período de dos años
No practicar más de 3 cesáreas a cada hembra, fomentar el parto natural.
Las condiciones de cría de cachorros y de residencia de perros adultos deben cumplir unos espacios
mínimos que cumplan condiciones de luz, ventilación y temperatura saludables para el correcto desarrollo y
vida de los bulldogs.
Nunca utilizar para reproducción perros nacidos con malformaciones o con defectos congénitos.
No someter a los animales a dopaje u hormonación que induzcan a errores en su valor como sementales, ni a
utilizar productos que perjudiquen su bienestar para disimular posibles defectos del ejemplar en relación al
estándar.
No vender cachorros a centros, entidades o laboratorios que utilicen los animales para la experimentación.
Los cachorros deberán ser vendidos con una edad superior a los dos meses, con una dosis de vacunación
como mínimo y sería recomendable dos, entregando la cartilla sanitaria al día
El cachorro debe ser reconocido por un veterinario que certifique el buen estado de salud en las 24-48 h.
antes de la entrega evitándose de esta manera al criador posibles reclamaciones.
Compromiso de garantía que deberá cubrir cualquier tipo de infección infecto-contagiosa y de enfermedades
genéticas como mínimo por el plazo que marque la legislación vigente.
Informar al comprador de la existencia y del trabajo del Club y enviarle un formulario de inscripción.
Compromisos del Club Español del Bulldog Inglés:
El Club podrá a disposición de los socios criadores la posibilidad de obtener una “Certificación de Cría de
Calidad”, para ésta se deben cumplir unos criterios objetivos de salud y de condiciones de crianza que serán
definidos y aprobados por una comisión que incluya especialistas en salud de la raza, éstos incluirán pruebas
de aptitud para la cría, que podrán ser ofrecidos progresivamente desde el propio Club para aquellos criadores
que lo requieran. Esta Certificación puede dar un mayor reconocimiento a aquellos que la quieran realizar pero
no será obligatoria
EL Club se compromete a asesorar, orientar y ofrecer información acerca de servicios especializados que
puedan requerir los socios siempre que sean para cumplir las recomendaciones de cría y salud de la raza, así
como para los que deseen realizar una “Certificación de Cría de Calidad”.
El Club se compromete a anunciar en su web de forma gratuita información acerca de camadas y cachorros
disponibles de todos los criadores socios que lo soliciten y cumplimenten una hoja de información básica.
El Club se compromete a anunciar una lista de reproductores disponibles (propiedad de los socios del club),
tras abonar una cuota mínima anual y cumplimentar una hoja de información básica del semental, en la que
se podrán incluir aquellas pruebas de salud reconocidas como validas.
El Club ofrecerá en su web un apartado de “Criadores Registrados que se comprometen a cumplir las
Recomendaciones de Cría” abonando una cuota mínima anual.
El Club se compromete a velar por el cumplimiento de estas recomendaciones pudiendo someter a sanciones
a aquellos que las incumplan poniendo en riesgo la salud y fomento de la raza.
Las pruebas de ADN pueden realizarse a través de cualquier Facultad Veterinaria, sin embargo, las únicas
reconocidas por la R.S.C.E. son las que se realizan en la Facultad Veterinaria de la Universidad Complutense de
Madrid.

La R.S.C.E. (en su Departamento de Pruebas de ADN) ofrece la posibilidad de realizar estas pruebas, cuyas ventajas
son:
Un coste de 35 euros por prueba (siendo el más económico que hemos encontrado)
Los resultados de las pruebas son incluidos en el pedigree de los ejemplares.
Para realizar esta prueba hay que ponerse en contacto con el Departamento de Pruebas de ADN de la R.S.C.E. a
través del teléfono 91 426 49 60.